Pagina visitada hoy

viernes, 23 de marzo de 2012

Oda, ati mujer





Detrás de ti
se desfloran las pestañas
y en el fondo  de mi
aparecen raíces
por donde trepan
tus pisadas

También mujer,
son tus manos
las que fabrican
la vida entre mieles
en cinturas de lagos
por eso eres parte
del tiempo

Déjame
tu,
acariciar la alegría
del dolor
cuando se estremece el inicio
de la vida
en ti

Soy como barco, atracado en ti,
que jamás abandonara
las costas de tus arrecifes
y seguir así, transitando
la geografía humana
de tu  historia

En ti
linda, se peinan las nubes
cargadas de mi,
para cuando vuelvan tus labios
a saludar el Caribe,
choquen con el rompeolas
de mis fronteras...

Como no besar
la naturaleza
en las verdes ramas
de tu falda. Mujer

Linda,
eres tan linda
como la flor  de tu acento

Que grande eres
amor, abrazar  con tus brazos
el atardecer de mi cuerpo,
cual remolino en el desierto
de mi timidez

Tu eres una mujer
elegante y linda
cual si fuera la rosa
del Sol, en el pantano
intimo de mi genero


Autor:
Ramón Danilo Correa
Miembro del Colegio Dominicano de Periodistas
(CDP) C 3-155

Invierno caribeño, Jueves 22 de 2012
Hora,11 de la noche

Todo los derechos reservados
por la oficina de derecho de autor
de la República Dominicana


lunes, 12 de marzo de 2012

Oda al corazon de la Patria, en Caracoles



Un hombre
envuelto en banderas
sudado de Sol

Bañado
en el dolor
de Primavera


se canso de
escuchar  mentiras
de monstruos vestidos
de bosques

Y con su fusil
de Abril
regreso nadando
a la cima de Febrero
con las piernas en caracoles

El comandante, Francisco Alberto Caamaño
en nombre de la República Dominicana
sembró en las frentes  de Duarte, Sanchez y Mella

El honor de una Patria
que agonisa en los bolsillos
de delincuentes vestidos
de Palmeras y playas


Pero, los fusiles de abril y caracoles
perforaron el corazón de la corrupción y la miseria

electas cada cuatro años

El follaje de Francisco Alberto Caamaño
y sus multimples hermanos de huellas
caminaron en la trenza de la República
 Dominicana, evitando así, el saqueo de su tiempo

 Calles y patios del merengue
están habitados de militares y civiles
opuestos  al ocaso

El Coronel de las lluvias
y truenos, nos enseño a

 defender los derechos
humanos,escritos con braguetas

y sangres del arado



Autor:
Lic. Ramón Danilo Correa
Miembro del Colegio Dominicano de Periodistas
(CDP) C3-155
Para ser leído, este Enero y Febrero
hasta el  24 de Abril...


Todos los derechos de este poema, esta reservado por la oficina de derecho de autor
de la República Dominicana

domingo, 11 de marzo de 2012

Vientos de Mariposa







Mariposa es la mujer de las miradas
rejuvenecida  y anquilosada
en el mapa de la piedra

Tu eres, una dama de una sola primavera,
de un amor, acariciado por sus labios girasoles

donde tu has quedado abrasada por
mis músculos y  temporales

Como no caminar
entre  callejones
y lamparas

en una habitación
de tu piel, besada en jaque-mate
para bailar esas utopías reflejadas
en tus faroles

Eres una verde luciérnaga
arrodillada solo en tus versos
cuando construimos aquel silencio
sin idiomas

Dama, cuyos ojos
reflejan

siluetas,salivas y olas
rejuvenecidas de tu acantilado

Yo no seré
nunca el cantor
de otras guitarras,
usare tu garganta

para entonar el himno
de alegría que sembramos
en las pupilas de aquel
oxidado chevrolet,
abandonado
en la pradera,
donde se levantaba el Sol,
cuyos ojos dormitados
en dos siluetas
desnudas de verano


Mariposa
en tus ojos
descalzos
duermo, sin reloj
ni almohada
solo arropados con las pestañas
del viento.
Sabes, Mariposa, me gusta que siempre
me preste
tus faroles, para dormir y así soñor tus sueños

Nosotros nos amamos,
y por eso las algas marinas
van de rumba, en los pétalos
de lágrimas del mar
que hoy se visten de
Mariposa



Autor:
Ramón Danilo Correa
02 de Primavera,2011

Todos los derechos de este poema, están protegidos, por la oficina
de derecho de autor, según leyes de Republica Dominicana

miércoles, 7 de marzo de 2012

Gracias por acariciar mis huracanados labios








Amor
tu eres mi nosotro
gracias

por dejar que mi piel se convierta en tu sabana
de versos

Soy el  hombre mas feliz
de tu pecho

porque en el siento los latidos del mundo

porque en esa desembocadura, acaricio la llovizna del rocio

cuando me desespero tu ritmo de luz,quema mi timidez

Dejame acariciar las silabas
que en el recreo de tu voz
salen
en  buscas de libertad para besar

mi olvido
y mi extasis
recreado en la planicie
de tu falda
Alla, en lo profundo

de tu orbita,me siento hombre
sin violencia de raices, pero con valentia de
hacerte feliz en los gemidos del sol

Gracias, mujer
porque tu has parido
un hombre
entre las  piernas
del crepusculo
subterraneo

dejame comerte
el odio que has sentido de mi
por unos milenios
de inhumanidad

Gracias, linda
por hacerme el mortal
mas oscuro de tu noche
de insomnio


Sabes, te amo
amor
esa criatura
que lleva dentro de ti y de mi
nacera desde el fondo de
la trenza de aquella
lluviosa tarde de invierno
donde tu y yo nos abandonamos



Autor:

Ramon Dnilo Correa

invierno 27 de 210

Una imagen, un tirapiedra de colibri


Un hombre que se desliza por debajo del lodo,
para jurar matar los microbios
donde descansa la miseria de una flor,

violada por la espina increspada en los bolsillos
de una aurora sin primvaeras ni veranos,

solo se crece este angel de paz, en los labios del lago de los sin rostros
 ni hojarascas,vencidos por la polvora de tu voz,

inclinada muchas veces debajo de un palo de luz de una calle
 o callegon de tus lagrimas...Comandante,Ernesto Che Guevara....


Autor:

Lic.Ramon Danilo Correa
Miembro del Colegio Dominicano de Periodistas
CDP.C3-155

Gloria eterna
a los hombres y mujeres que luchan por un manejo de rosas
y claveles de ideas...

08 de Marzo,2012

Derechos reservados, por oficina de autoria
de la Republica Dominicana

viernes, 2 de marzo de 2012

Busco mi rostro





En mi lengua cabe la mañana
Para nombrar tu nombre
y es posible apagar la sombra
que viste el enmarañado otoño

Te aseguro, que he guardado mi
rostro en los pétalos de tus labios
enamorados .
Pero aun no reconozco
sus lágrimas sanguíneas ultramarinas

Amor, te confieso en este santuario
lánguido de sed, como para que encamines
 latidos de tu alma, sobre huellas
de esperanzas enredadas en hojarascas
peregrinas

 Sabes, espero tranquilamente
 sentado
en el óleo de aroma
que pende de ti,
el anochecer de tus sueños

Deseo reconocer mi cara,
entre tantas caretas sin rostros
para pintar esta mojada madrugada
de ti. Te amo



Autor:
Ramón Danilo Correa
Miembro del Colegio Dominicano 
de Periodistas
CDP.C3-155

Otoño,05 de 1994
Hora: 3 y 15 minutos, AM


Todos los derechos de autor reservado, 
en la oficina de autoría
de la República Dominicana

Poematica del tiempo